[REVIEW] Necropolis Un Roguelike inspirado en Dark Souls. ¿Funcionará?

title-copia

¿Qué tenemos aquí? ¿Un Roguelike que llega a consolas publicado por Bandai Namco, fuertemente inspirado en su franquicia Dark Souls?

La idea suena muy interesante, ¿no?

¿Qué tal está el juego?

  • Historia

No hay.  O bueno… sí la hay, pero está tan encriptada en acertijos que la verdad ni te vas a molestar en averiguarla en un principio. Y si estás pensando en conseguir el juego esperando una fuerte historia, mejor busca en otra parte. En Necropolis todo se trata de disfrutar de los elementos RPG y Roguelike en un combate que no perdona al jugador casual, simplemente eso.

Básicamente, eres un aventurero sin nombre que busca salir de este laberinto (llamado Necropolis), y la única forma de hacerlo es bajando, y bajando, y bajando… hasta que inevitablemente mueras.

Quizás después de jugar un rato le entiendas a esto…
Esa pirámide ojona es tu guía, y te dará varios consejos a lo largo de tu partida.

Sé lo que estás pensando, y sí, el juego sí tiene un final. No se trata de esos jueguitos eternos donde solamente juegas esperando tu aburrimiento, cansancio, o muerte (del personaje, no literalmente la tuya… o…).

  • Gameplay

La crema y nata del juego, y aunque la inspiración y mezcla de elementos es en verdad buena, su ejecución es pobre, lo cual me entristece porque el juego daba para mucho, pero mucho más.

Al comienzo de cada aventura un espíritu guía te irá indicando (si es que le entiendes) las bases del juego. Tendrás frente a ti un layout para conocer los controles y de ahí tendrás que ir experimentando poco a poco. El juego contiene la mayoría de los elementos de este género, desde escenarios y enemigos aleatorios, hasta tu barra de stamina que tendrás que cuidar al igual que tu vida para que tu guerrero no muera del cansancio.

Hasta 4 jugadores pueden cooperar para sobrevivir.
Los objetivos no son difíciles, con todo el caos del juego a veces hasta los vas a olvidar.

Y si jamás has probado un Roguelike, prepárate para pasar un mal rato. Necropolis no es accesible, y morirás incontables veces. Ya sea porque te hagan papilla los enemigos, o porque decidiste beber esa poción desconocida que encontraste en el camino. Así es, Necropolis es un juego difícil, y cada vez que mueras tendrás que comenzar DESDE EL PRINCIPIO.

Pero esto no es lo malo del juego, no me malentiendas. El problema con Necropolis es el framerate… ¿¡ y ya!? Aunque la respuesta sea “no”, este pequeño detalle destruye toda la experiencia del juego (incluyendo congelamientos completos del juego). Permíteme darte unos ejemplos:

  1. Estás peleando contra uno o varios enemigos, el juego baja su framerate, te desorientas, los controles no responden y mueres sin remedio.
  2.  Te encuentras recolectando loot mientras exploras, el juego vuelve a hacer de las suyas, y el loot que debería de aparecer en cierto lugar tarda media hora en aparecer, cuando tú crees que no había nada en ese lugar desde un principio… y te lo pierdes.
  3. En esta ocasión sí recoges alguna poción, bomba o algo más del suelo. El juego se congela un momento, y al revisar tu inventario descubres que no tienes absolutamente nada (¡¿qué demonios?!).

Y como estos hay muchas otras instancias donde este problema te puede sacar de quicio, lo que arruina por completo tu experiencia.

Mejor acostúmbrate. Ya sea por culpa tuya o del juego, vas a ver esta pantalla a menudo.

Y otro problema mayor es a su vez una de sus “cualidades”. Las mazmorras aleatorias pueden escucharse muy bien al principio, pero cuando ves lo terriblemente mal programadas que están te das cuenta que no valió la pena. Espacios completamente desolados, caminos que no llevan a nada y escenarios que se repiten con alguna diferencia mínima. Y no, no es con intención de dificultar el juego, en cambio frustra y aburre.

El combate en sí es accesible, prácticamente igual a un Dark Souls. Algunas armas serán más pesadas y tendrás que manejar muy bien tus tiempos para golpear al enemigo sin que él te responda.

Encontrarás vendedores y algunas otras cosillas (como un pozo regenerador) para auxiliarte en tu viaje. Usarás pociones, pergaminos y bombas (que por cierto puedes crear tú mismo) para posponer tu muerte un poco más.

  • Contenido

Afortunadamente Necropolis cumple muy bien en este apartado sin complicar las cosas (más de lo normal). Tendrás espadas, escudos, mazos, hachas, y hasta varitas mágicas a tu disposición.

Los enemigos aunque no cambien mucho en apariencia y patrones de ataque cumplen moderadamente. Claro, no esperes la variedad de juegos estilo Diablo o Bloodborne, pero son pasables.

El crafting es una gran adición al sistema, donde el juego te incita a matar monstruos para conseguir partes de útiles artefactos. Podrás hacer tu propia comida, pociones que te darán vida o incrementarán tu fuerza y velocidad, bombas de distintos elementos para acabar con esas hordas molestas, ¡y más!

Un inventario muy sencillo de manejar. Los objetivos también aparecerán cada vez que abres el menú.
El crafting también es muy sencillo. Podrás comprar recetas más adelante.

Otro gran elemento del juego son los códices. Si cumples con ciertos objetivos en tus partidas (como matar a cierto tipo de enemigo o consumir comida de algún tipo), obtendrás tokens que podrás usar para desbloquear y equipar códices. Estos códices podrán usarse en cada partida una vez sean desbloqueados, y contienen varios de los bonuses más efectivos para terminar el juego; como por ejemplo robarle vida al enemigo con cada espadazo, o duplicar el número de gemas que obtienes.

  • Presentación

No hay mucho que decir aquí. El juego mantiene su estilo de principio a fin, lo que me dió mucho gusto siendo un gran fan del estilo cel-shaded. Explorarás cavernas, pantanos, bosques y demás en cada nivel, y todos lucen asombrosos.

Tu personaje podrá portar armaduras diferentes, así como colores que desbloquearás con tokens, y las dos clases disponibles lucen increíbles… es más, ni se extraña el aspecto realista de su influencia.

El estilo gráfico en realidad es asombroso.
Una de las tantas armaduras que encontrarás.

Los menús son sencillos… aunque las explicaciones de todo tu inventario es bastante confuso. Pero en esta ocasión sí se respeta el hecho de que esto incremente la dificultad general del juego, pues es algo normal dentro del género. Además, algunos ítems tienen descripciones muy graciosas.

  • Veredicto

La verdad yo esperaba muchísimo más del juego, y es una lástima que aunque tenga errores pequeños, juntos le arruinen a uno su experiencia. Si eres capaz de dejar pasar estas molestias, Necropolis es una opción decente debido al escaso número de juegos del género presente en consolas.

De lo contrario… mejor sigue buscando.

firma