[REVIEW] Dragon Quest Heroes 2 ¡Una excelente combinación de ambos mundos!

 

Son pocas las franquicias que tienen el legado suficiente para juntarlo todo en un solo juego y conseguir un título hecho y derecho. El primer Dragon Quest Heroes tuvo tanto éxito que sin pensarlo 2 veces comenzaron a desarrollar el segundo. Dragon Quest Heroes 2 finalmente ha llegado a nosotros.

Veamos qué novedades nos ofrece:

  • Historia

A pesar de ser una secuela, podrás comenzar aquí sin necesidad de pasarte la historia del primer juego. Nuestros 2 nuevos protagonistas se ven envueltos en una guerra entre reinos, la cual comienza sin explicación alguna después de 1,000 años de paz. Ahora es misión de estos 2 chicos viajar por el mundo y reunir a un equipo élite para así ser capaces de salvarse a ellos mismos y los demás reinos.

Si has jugado algún título de Dragon Quest, entonces te familiarizarás con este tipo de tramas. En cuestión de historia, el juego se mantuvo fiel a lo que le simpatiza tanto a los fans de esta franquicia. Por el otro lado, si jamás has tocado los títulos, podrás experimentar una historia llena de fantasía y personajes con personalidades adorables (no por nada reunieron a los más queridos por los fans).

Los dos se controlan igual (pueden usar cualquier arma), y la historia no tendrá cambios drásticos por esta elección.
Presta atención al inicio, o te confundirás después de un rato.

Todos los héroes toman un papel importante en esta nueva historia. Los 2 protagonistas no se quedan atrás, pues les dieron personalidades distintas y muy carismáticas.

Al avanzar en la historia caerán más y más sorpresas, con retos divertidos que te harán pasar un excelente rato.

  • Gameplay

Se hicieron algunos cambios respecto al primer DQH, pero primero hablemos de lo que se mantuvo igual:

Por si tenías dudas, el juego es uno de los tantos similares a Dinasty Warriors. En este tipo de juegos, controlaremos a un personaje y nos enfrentaremos a hordas y hordas de enemigos combatiendo en tiempo real, pasando de un combate por turnos (como se hace en los títulos de DQ) a una experiencia Hack n´Slash, algo fresco y completamente inexplorado (exceptuando obviamente el primer DQH).

Esto harás en su mayor parte, y podrás controlar a distintos personajes en un grupo de 4, donde cada uno tendrá fortalezas y debilidades. Sin contar a los protagonistas, cada héroe está ligado a cierta arma, y entre ellas tenemos espada y escudo, espadas dobles, hachas, lanzas, arco y flecha, guanteletes y varitas mágicas, entre otras. Lo que caracteriza aún más a estos personajes es que incluso si 2 usan el mismo tipo de arma, ambos tendrán movimientos completamente distintos, lo que hace a cada uno único y esencial para distintas ocasiones.

Hay opciones para controlar más fácilmente a tu personaje, en caso de que este tipo de combate no sea lo tuyo.
Es un mundo muy grande. La verdad me sorprendió.

La parte que cambiaron del juego es en la exploración. Esta vez te toparás con un estilo más fiel a los juegos originales, lo que se agradece ampliamente por fans de antaño. Habrán 3 tipos de áreas que exploraremos: Pueblos, espacios abiertos y zonas de guerra. Cada una será visitada regularmente y ofrece sus propios beneficios para seguir en la historia.

Si no te apetece mucho caminar, podrás usar Zoomstones (un tipo de magia) para transportarnos rápidamente a lugares previamente explorados. Esto facilita muchísimo algunas misiones, como por ejemplo matar a cierto tipo de enemigo, recolectar algún ítem y regresar al pueblo para recibir tu recompensa.

A diferencia también de otros juegos ala Dinasty Warriors, aquí se enfocaron bastante en los elementos de un RPG. Comprar armas y accesorios, subir de nivel, aprender nuevas habilidades, e incluso desatar un ataque final al cargar una barra de energía. La combinación explora nuevos parámetros en este tipo de juegos, y si disfrutas de ambos lados, entonces disfrutarás del juego de principio a fin.

¡Libera el máximo poder!

El combate es caótico pero fluido y sin caídas de framerate. Sin embargo, la cámara pudo haber estado mejor implementada. Afortunadamente existen varias opciones para cambiar sus parámetros, y probablemente después de probarle un rato encuentres algo más cómodo para jugar.

  • Presentación

¡Todos arrodíllense, pues están en presencia de los diseños de Akira Toriyama! Si no te habías dado cuenta ya, el mismísimo creador de Dragon Ball se encargó de desarrollar a los personajes de Dragon Quest, y estos personajes se ven vivos y llenos de carisma en esta entrega. Los escenarios cambiarán entre praderas, desiertos, océanos y más, y todos lucen espectaculares.

Podrás jugar con voces en inglés o en japonés. Aquí se divide la audiencia, pero recomiendo darle una probada a ambos, pues a diferencia de otros JRPGs, aquí las voces en inglés sorprendentemente suenan bien (con todo y el acento británico).

Si aún no te has encariñado con los slimes, lo harás en este juego.
Square Enix siempre presumiendo de su hermoso estilo de arte.

La música es alegre, tal y como lo ha sido en la saga a lo largo de los años. El juego llega a ponerse serio en ciertas partes, pero el estilo es tan amigable en todo aspecto que siempre busca hacerte reír de alguna manera.

Los menús pueden ser el dolor de cabeza en este apartado. El juego es complejo, y tiene ventanas y ventanas de información sobre todo lo que te puedas encontrar en el juego. Lamentablemente son algo tediosas de leer por la manera en que son presentadas, y hasta dan flojera de sólo verlas.

Y como ésta, hay otras 30 aprox.
  • Contenido

Mucho, mucho, mucho contenido. Es más un Dragon Quest que un Dinasty Warriors, y te darás cuenta en poco tiempo.

Como mencioné en el gameplay, podremos elegir a uno de los 2 protagonistas al inicio de la historia. Este personaje no podrá dejar el grupo, pero podremos cambiar su estilo de combate con las diversas vocaciones y armas a nuestra disposición. Con esto vienen distintos atributos y combinaciones de ataques que llevarán al siguiente nivel la estrategia en los campos de batalla.

Podrás cambiar todas estas opciones sin la necesidad de regresar al menú principal o reiniciar el juego.
Y tenemos enciclopedias de monstruos, objetos, armamento, etc.

Además de las misiones principales, el juego ofrece muchas misiones secundarias, y éstas pueden variar enormemente. A veces incluso nos toparemos con varios “Game Over” debido a cierto jefe que nos aniquila de un golpe.

Podremos invocar monstruos en plena batalla para ayudarnos a completar ciertas misiones. Al ser eliminados, algunos monstruos dejarán unas monedas que podremos recolectar y usar posteriormente para asistirnos en las batallas, ¡incluso con algunas de estas moneditas podremos convertirnos en un monstruo y desatar la furia nosotros mismos!

Ahora, creo que no he hablado del multiplayer. Siendo únicamente en línea, nos uniremos a un grupo donde cada persona controlará a cierto personaje, y podremos pasar así la mendiga misión que nos cuesta tanto completar por nuestra cuenta. Lo interesante de este apartado es sin embargo la exploración en mundos dimensionales. Estas misiones especiales tendrán un reto mayor, así que junta a tus amigos más experimentados si piensas aventurarte en ellas.

Por último, podremos vestir a nuestro personaje con varios trapos para lucir más intimidantes frente al enemigo. Nunca está de más, ¿no?

  • Veredicto

Con todo el contenido y la presentación del juego, olvidarás a ratos que se trata de un spin-off. Dragon Quest Heroes 2 es un RPG más que cualquier otra cosa, y si te llama la atención combinar todo su universo con un estilo Hack n´Slash, consigue el juego. No necesitas jugar ningún otro título para disfrutar de él, y te vas a divertir en grande lo juegues solo o con amigos.