Alucinante debut del festival Beyond Wonderland México 2017

Más de 26 mil emocionados asistentes poblaron el parque Mundo de Adeveras en Monterrey, México para vivir una experiencia “más allá del País de las Maravillas”.

Directo del Sur de California, el evento de música electrónica creado por Insomniac y organizado en su versión mexicana por OCESA y Apodaca Group, vio desfilar por 4 imponentes escenarios a más de 35 DJ’s internacionales que enloquecieron a la gente con poderosos beats, apantallante pirotecnia, fuego y una lluvia de confeti de colores que generaron un ambiente único de mucha diversión.

Imagen: Insomniac

El mundo real quedó atrás justo al cruzar la puerta: ¡los fans se adentraron en un mundo fantástico! Un sombrero gigante que dio la bienvenida a todo aquel que se atrevía a poner un pie en el territorio musical, fue el preámbulo del ambiente que se vivió por primera vez en el País. Sin pasar por alto la majestuosidad del escenario principal, Queen’s Domain, que era habitado por una oruga virtual proyectada en una pantalla LED formada por 2 mil 284 paneles digitales, 208 lámparas multicolores que le dieron un plus visual.

El espacio de 226 pies de ancho por 78 pies de largo fue el lugar donde se lucieron 8 performances, con varios personajes como los Sparkle Bunnies, Sparklepuss, Royal Roses, Chessters, Beyond Alice, Rose Queen, Flower Chorus Stilts y Dragon Knights. La diversidad en géneros electrónicos como el House, EDM, Techno, entre otros, acobijaron la psicodélica experiencia de los “festivalgoers” que llegaron de todo México para experimentar en carne propia esta producción encabezada por Major Lazer, Zedd, Sasha y Jamie Jones.

Además, los escenarios Ceshire Woods, Outer Real, y el Boombox Art Car, conformaron los 40 mil metros cuadrados que le dieron un hogar al festival que se realizó a las afueras de la Ciudad, en las faldas de la emblemática Sierra Madre del estado de Nuevo León. Una zona creativa para el diseño de accesorios, un photo booth, un espacio para tatuajes temporales, un lounge, una amplia gama gastronómica, un altar para “uniones matrimoniales” ficticias al estilo Las Vegas y una zona de arte donde los asistentes presumieron sus habilidades en el grafiti y gises de colores, motivaron la convivencia entre los visitantes. Cerrando así el increíble primer viaje de Beyond Wonderland en México.