Review Insidious: La Última llave Una buena película de horror para comenzar el año

Insidious (o La Noche del Demonio, como es conocida en español) es una de las sagas de horror más exitosas de los últimos años, estando muy a la par de franquicias como El Conjuro o Actividad Paranormal.

Siendo esta la 4ta entrega de esta saga, la historia ya no es cualquier cosa, y The Last Key busca un enfoque más fuerte a la trama que los típicos sustos para darle más sustancia a la saga.

¿Le dio resultado?

En esta película vemos de nueva cuenta a la protagonista Elise (Lin Shaye) en compañía de sus 2 ayudantes en un nuevo caso paranormal por investigar… sin embargo lo raro en esta ocasión es que se trata de un caso que se está manifestando en la misma casa donde Elise creció de pequeña.

Pobre Elise, desde chiquita la ha tenido difícil con espectros, demonios, y ve a saber qué más.
Lin Shaye ha representado su papel de Elise muy bien con los años, y aquí no fue la diferencia.

Y entonces, ¿en qué parte de la historia de Insidious toma lugar esta película? La respuesta es después de la 3 pero antes de las primeras 2. Es decir, el orden de las películas es 3, 4, 1 y 2.

Pero en The Last Key vemos sucesos que ocurrieron mucho antes que todo esto. Elise adquirió sus “dones” de pequeña y vivió una infancia muy difícil debido a esto. No entraré más en detalles, pero muchas preguntas de la saga quedarán resueltas en este capítulo, mientras que otras más surgirán mientras la vayas viendo.

El demonio que vemos en esta ocasión es completamente nuevo y nos responde varias inquietudes del “Más Allá” y todo lo que esta dimensión recurrente esconde en la oscuridad. Es bastante imponente y tiene una originalidad muy rara en espectros, fantasmas y demás actualmente.

El reparto nuevo no hace ninguna labor extraordinaria, pero sirve de base a los sucesos del pasado antes mencionados. Es Elise una vez más quien se lleva las palmas por llevas de las manos al resto del elenco, y lo hace de una manera tan natural que hace ver al resto como algo importante en esta historia. Los… lleva de la mano por así decir.

Es un demonio interesante y bastante original, pero no fue el impacto que me causó el de las primeras películas.
Sí… el resto del reparto quedó medio “meh”, pero por lo menos hicieron su trabajo.

Los sustos sin embargo dejaron mucho que desear. Como dije, The Last Key quiso enfocarse más en darle sentido a la historia y llenar de trasfondo a Elise, pero con eso sacrificó mucho el apartado de horror que ha hecho tan famosa a esta saga, así que no esperes el mismo suspenso que en las pasadas entregas.

Esto es sin embargo algo que necesitan muchas franquicias de horror: sentido. No por ser un mar de sustos la película debería carecer completamente de sentido, y tener una historia original y completa le da muchos puntos a favor hacia otras tantas que sólo quieren espantarnos porque sí.

Afortunadamente, la historia se cuenta rápida y efectivamente. Una vez que deja claro en qué líos se metió Elise de pequeña, entra en acción el presente y llena los plot holes que tenían las otras películas.

Todavía hay muchas preguntas, pero al menos varias de las que teníamos quedaron resueltas, en especial las del Más Allá.

Ah, pero eso sí, te recomiendo ver las primeras 3 películas antes de ver The Last Key, porque si no lo haces te vas a confundir muuuuuchoooooo.

En resúmen, Insidious: The Last Key es una película con una buena dósis de horror y con una resolución a una historia que nos ha dejado al filo del asiento durante los últimos años. No es la mejor de las 4, pero sigue superando a muchos otros filmes del género que hemos visto últimamente, y con ésta te vas a espantar un par de veces menos, pero los sustos serán fuertes… y más si eres una completa gallina como yo.

Más que ver

Comentarios