JM: Dragon Ball Super 27: Entrenamiento, Vida Diaria y… Una buena pelea de Vegeta y Bills

La fiebre de Dragon Ball Super está a todo lo que da y aunque el manga va atrasado no podemos esperar a ver la llegada del torneo universal, principalmente por la calidad de dibujo y la poca restricción en cuanto al daño que vemos en los personajes de su versión animada. Pues en Dragon Ball Super 27 podemos ver la vida de Goku después de la derrota de Zamasu, en esta Goku busca ganarse la vida como granjero para poder seguir entrenando, pero un intento de robo lo lleva a conseguir el dinero rápidamente y también a recibir un daño por bala. Este aspecto suena bastante ilógico pues en el primer Dragonball cuando Gokú era niño empezamos a ver su fuerza cuando fue capaz de rechazar una bala, entonces el nivel de pelea de este personaje debería estar por los suelos para que sucediera esta situación, pero sirve como pretexto para buscar entrenar de nueva cuenta.

Pues Whiss no responde al llamado de Gokú porqué se encuentra entrenando a Vegeta, que pronto aburre a Bills por su nivel de pelea. En ese momento se le escapa el comentario de que la profecía fue errónea y el Pez profeta le dice que no es así, que tanto Vegeta como Gokú serán rivales dignos para este. Por esta razón Bills se enoja y lo desafía a pelear, pues el Super Saiyajin Azul no logra hacerle frente y pronto lo derrota. Pero para sorpresa de muchos Vegeta también pudo controlar todo el poder del Super Saiyajin Azul y gracias este nuevo nivel de poder logra darle un buen golpe en la cara al dios de la destrucción.

Pero Bills aún sigue siendo demasiado poderoso para los Saiyajins, pero le comenta que si estuviera en otro universo podría estar al nivel de un dios de la destrucción. Al final Gokú le pide a Whiss entrenar junto con Vegeta, pero Vegeta decide tomarse un tiempo libre por el próximo nacimiento de Bra.

Tan solo unos segundos después de llegar a entrenar con Whiss y Bills, Gokú saca la conversación del torneo universal pendiente con Zeno sama a lo que Bills reacciona con aversión y tan solo unos segundos después Gokú pulsa el botón para ir a conversar con él. Así que prepárense que el próximo número podríamos empezar con el reclutamiento. ¿Que les pareció el número?

Síguenos en Facebook para recibir la mejor información del mundo del manga/anime