[Review] Crash Bandicoot N’Sane Trilogy El ícono de Sony está de vuelta

Fue en 1994 cuando Sony lanzó el PlayStation, su primer consola, pero si quería armarla en grande necesitaría un icono capaz de competir con Mario. Fue hasta dos años después que llegó a nosotros Crash Bandicoot, el pequeño Marsupial loco que se convirtió en un ícono, no solo de Sony, si no también un referente para el mundo de los videojuegos de la actualidad.

Siendo un juego de aventura y plataforma, Crash nos ponía en niveles complicados, como el que nos recuerda a una de las escenas más emblemáticas de Indiana Jones, en donde todo era una carrera contra el tiempo y agilidad. Y las cosas no acababan ahí, sí querías verdaderamente acabarlo al 100% requerías conseguir la totalidad de las cajas, lo cuál metía más desafío a los Gamers de aquella época.

Poco tiempo después llegaron Cortex Strikes Back y Warped, la segunda y tercera entrega respectivamente, que ahora gracias a Activision y Vicarous Visions podemos disfrutar completamente en HD en nuestro PlayStation 4.

Historia

La historia empieza cuando el Doctor Neo Cortex realiza experimentos con animales para probar qué tan equivocada está la comunidad científica, creando una armada de animales para controlar el mundo. Pero es gracias a sus experimentos que Crash Bandicoot es mutado en el galán con pantalones que conocemos el día de hoy.

Pero Crash quiere a Tawna y el Doctor Neo Cortex se dispone a experimentar con ella, por lo que Crash con ayuda del espíritu Aku Aku se dispone a acabar con los planes del Doctor, o al menos a que no le haga daño a Tawna.

En la segunda entrega la aventura continúa con el doctor Neo Cortex, quien ahora tiene planes de “salvar” al planeta y para esto le pide ayuda a Crash y a su hermana Coco para coleccionar los Cristales de poder, que están esparcidos por todo el mundo.

En la tercera entrega Uka Uka, el hermano malvado de Aku Aku, se une al Doctor Neo Cortex en un plan por apoderarse de las gemas del planeta, pero esta vez con la diferencia de que ahora aparece un personaje nuevo: N.Tropy, el amo y señor del tiempo.

Quízas no sean las plotlines mas extremas del mundo de los videojuegos, pero eran los 90s… con muy poco podías hacer una historia decente, ya que lo que importaba era realmente el Gameplay.

Gameplay

El juego es de aventura y plataforma, por lo que tu deber es superar los niveles coleccionando manzanas y rompiendo cajas para llegar al siguiente. Para esto contarás con el brinco y el giro que mandará todo a su alrededor a volar muy lejos, pero cuidado con las cajas dinamita que esas te regresarán el favor.

Las máscaras de Aku Aku te darán una especie de segunda y tercera oportunidad, es decir si sufres algún accidente, la máscara recibirá el impacto. Si tomas tres máscaras tendrás un tiempo de invencibilidad que podrás utilizar para hacerte camino a la victoria.

Ademas de estos coleccionables, el juego te ofrece las gemas, las cuales te serán recompensadas al romper todas las cajas de un nivel, hay de dos tipos, las normales y las de colores; Estas últimas son bastante especiales debido a que solo hay 4 y estan en niveles especificos. Y sobre todo estas sirven para desbloquear caminos secretos en niveles ya explorados, pero OJO, no solo deberás romper las cajas y ya, DEBES PASAR EL NIVEL SIN MORIR para ser poseedor de estas gemas especiales.

Remake

Vicarous Visions nos enseñó lo que un remake bien hecho puede ser. La mejora visual del juego es fiel al diseño original de los personajes y es sencillo imaginar que esa era la idea que los creadores de esta franquicia tuvieron en mente al plasmarlo con las limitaciones tecnológicas de aquella época.

La evidente mejora visual no es discutible y lo vemos llegar hasta en la iluminación y diseño de los niveles y personajes, pero lo mejor de todo es que no sacrifica el gameplay original e incluso facilita el entendimiento de patrones de enemigos que antes eran difíciles de leer.

Pero lo que también recibió una mejora fue la música, que nos hace bailar al ritmo de Crash Bandicoot, pues quien no recuerda el tono de los primeros niveles.

Sobre esto se puede decir que fue un gran acierto, pero en algunos niveles la música es opacada por los efectos de sonido, los cuales están muy fuertes, pero cuando te das el lujo de escuchar las melodías de este juego, te podrás sentir en esa época maravillosa que fueron los 90.

Veredicto

Crash Bandicoot marcó época en sus años de lanzamiento y aunque ya no está ligado a Naughty Dog, Vicarous Visions nos demostró que ellos pueden hacerse cargo de tan legendario personaje. Si fuiste fan de las entregas originales, sin duda alguna esta es una oportunidad que no te puedes perder. Por otra parte si no tienes el gusto de conocer a este personaje y te gustan los juegos de plataforma desafiantes, este es un título que debes probar y además trae tres títulos en uno.

Crash Bandicoot ya se encuentra disponible para PS4. ¿Les alegra tenerlo de vuelta?

Para lo mejor del mundo de los videojuegos, del cine y de los deportes síguenos en twitter @VGEzone y Facebook VGEzone y suscribirse a nuestro canal de YouTube

Enter the zone!