Ben Affleck y su casting como Batman, ¿por qué no es una mala elección?

AffleckBatman

Uno de los personajes más queridos del mundo de los cómics es nuestro querido Batman, quien revivió y apantalló a las masas de la mano de Christopher Nolan tras 8 años de mal sabor de boca que nos dejó Batman & Robin (considerada por muchos la peor cinta de Batman de la historia). Y fue el mismo Nolan quien le brindó a Christian Bale su perspectiva sobre cómo debía ser el Caballero de la Noche, permitiendo al actor dejar la barra muy alta para quien pensará dar vida al justiciero ya que Bale dejó muy claro que ya no quería interpretar al personaje. El problema ahora es que la ya anunciada secuela de El Hombre de Acero no sólo tendría a Superman como protagonista, sino que Batman aparecería también.

¿Y quién se convertiría en el nuevo Batman? La pregunta comenzó a generar muchos rumores, de los cuales ninguno tenía en mente a Ben Affleck, y cuando se dio el anuncio la semana pasada de que Affleck sería nuestro nuevo justiciero nocturno los fans se soltaron en una ira injustificada y prematura, llenando twitter de comentarios negativos, creando hartos memes e incluso mandando amenazas a Warner.

Me parece, y hago énfasis en ello, que las negativas son muy injustificadas por varios motivos. Primero que nada Ben Affleck es un actor al que al referirnos como superhéroe automáticamente recordamos su papel como DareDevil, una película que se convirtió en un fracaso de Fox y que en mi opinión no fue SOLO por la actuación. Es cierto que el rol de Affleck es bastante criticado, pero tanto la dirección de la cinta, el guion y la edición fueron malas.

Desde ese entonces Affleck ha madurado como actor y sobre todo como escritor y director. Me remonto al 2010 cuando se estrenó The Town (Atracción Peligrosa), thriller criminal que el mismo dirigió, escribió y protagonizó. Ya en este filme puedes ver la mejora de su actuación, aunque sale a relucir más su habilidad detrás de cámara. Ahora que tiene la oportunidad de participar en la secuela de El Hombre de Acero podemos pensar que sus habilidades de dirección y redacción no serán desaprovechadas ni por el director Zack Snyder ni por el escritor David S. Goyer. Es más, Affleck tendrá más participación que la de solo vestirse de negro y usar capa, permitiéndole participar en el mismo desarrollo del personaje. Incluso yo sé que no es el mejor de los actores, pero tampoco es malo en ello.

El punto fuerte de Affleck es la dirección y la escritura, ya comprobado con The Town que le otorgó a Jeremy Renner una nominación al Oscar en un papel que ha sido de los mejores que le he visto. No olvidemos tampoco la reciente película de Argo que se llevó el premio de la Academia a mejor filme; se requiere un equilibrio también en actuaciones para conseguirlo, así que no podemos decir que es el peor actuando. Sus recientes cintas le han proporcionado nuevas perspectivas sobre el tema de la actuación y lo han ayudado a mejorar en dicho ámbito.

Ahora visualicemos por unos instantes a Affleck, Goyer y Snyder trabajando juntos para sacar lo mejor del personaje. Algo es seguro, no será el mismo Batman de Bale y Nolan, sobre todo porque ahora es la perspectiva Goyer y Snyder, apoyados por Affleck. Además la película es una secuela de El Hombre de Acero, NO una película de Batman, por lo que tampoco dependerá únicamente de la actuación de Ben. Además seguramente Affleck meterá las manos en el desarrollo del personaje

La negatividad y la ira de fans en contra de los castings para las películas de Batman no son novedad. Empezamos por ahí de 1980 cuando la gente perdió la cabeza al enterarse que Michael Keaton sería Batman, e incluso estaban planeando boicots. O qué tal cuando del mismo modo fue fuertemente criticado el casting de Heath Ledger como El Guasón, seguro muchos ya lo olvidaron porque resultó mejor de lo que esperaban. Y el más reciente caso de Gatúbela y Anne Hathaway…Siempre ha habido prejuicios de este tipo y en varias ocasiones terminamos aclamando lo que al principio asumimos sería un total fracaso.

Más importante aún, todavía ni hemos visto la película y ya medio mundo sufrió un colapso nervioso de solo saber que Ben Affleck será Batman. Falta mucho todavía para que veamos la cinta y podamos criticar lo que aconteció. Nos haya gustado o no la elección seguramente estaremos en la sala de cine cuando se estrene la película.

Se ha reportado que Affleck firmó contrato para varias películas como Batman y quizá esta incursión del actor sea el primer paso para el proyecto de La Liga de la Justica al que se le apegó varias veces. No sabemos si llenará los zapatos del Caballero de la Noche pero merece el voto de confianza. El simple hecho de asegurar que Affleck es lo peor que le ha pasado al personaje es una exageración y no será hasta el 17 de julio del 2015 cuando descubramos si fue acierto o error.