[Review] Spider-Man: Homecoming Amena, divertida y juvenil

Si de algo podemos estar seguros es que Spider-Man es uno de los súper héroes más emblemáticos en el mundo. Con el transcurrir de los años se volvió un icono de la cultura actual y ha seguido vigente en la actualidad ya sea a través de sus comics, series, videojuegos y películas.

Y hablando de lo último, ya hemos visto 5 películas del arácnido en el cine, siendo algunas muy buenas y otras que dejaron mucho que desear, por decirlo de una manera amable (te estoy hablando a ti SpiderMan 3). Pero ahora, tenemos una entrega fílmica más que incursiona en el UCM con un nuevo actor dando vida a Peter Parker, así como  una nueva historia y villano .

Ha llegado por fin Spider-Man: Homecoming, la cual muchos críticos la elogian de ser incluso la mejor película de este personaje, aunque en lo personal yo solo puedo decir que es diferente y con un toque nuevo a lo que ya habíamos visto antes, pero, es momento de dejarnos de rodeos y comenzar con esta reseña.

Han pasado algunos días luego de los sucesos de Civil War, Peter (Tom Holland) regresa a Queens inspirado y lleno de motivación para demostrarle a Tony Stark (Robert Downey Jr.) y el mundo que puede ser todo un héroe en la extensión de la palabra. Pero para el joven Parker esto no va ser nada fácil, pues además de lidiar con la escuela, intentar impresionar a la chica que le gusta y guardar en secreto su identidad secreta a su tía May y el resto del mundo, ahora hay un sujeto que está recolectando piezas de tecnología alienígena de las batallas de Los Vengadores para crear armas y venderlas a los criminales de la gran manzana.

No entro mucho en detalles con respecto a la historia porque básicamente ya saben de qué va, y además no quiero darles spoilers. Lo relevante es que la historia realmente nos muestra a nuestro protagonista en sus dos facetas (como el adolescente que es y el super héroe en el que se convierte) e increíblemente la atmósfera nos recuerda mucho a los cómics del vecino amigable de New York.

Tiene la combinación perfecta de secuencias de acción y momentos graciosos, siendo esto último una gran sorpresa puesto que no es la comedia que estamos acostumbrados a ver en una película de Marvel ya que que son las escenas, en complemento con los diálogos, las que te harán sacar varias sonrisas.

La película tiene elementos que si bien, ya hemos visto en entregas anteriores, aquí te lo plantean de manera más realista. Nos muestran a un Peter inocente, entusiasta y confiado que quiere demostrar de qué está hecho y el cómo reacciona ante situaciones que están fuera de su alcance. En todo momento el planteamiento es ejecutado de gran manera.

El enfoque y ambientación es como de esas comedias para adolescentes de los 80´s, lo cual le queda perfecto al filme para que podamos tener más empatía con Spidey, dejando de lado un tanto ese tono serio que nos habían presentado en el pasado. Pero ojo, esto no la hace pero para nada infantil ni nada por estilo.

El reparto era algo de lo que se quejaban mucho las personas, en especial con el Flash Thompson interpretado por Tony Revolori, pero créanme, no es tan malo como parece, e incluso con otros personajes que uno creería que serían molestos como en el caso del Ned de Jacob Batalon o Michelle de Zendaya, la película fluye de manera natural.

Otro aspecto muy destacable es que por fin tenemos otro villano en el UCM que no es olvidable ni desperdiciado, y es que tener al señorazo Michael Keaton como  Adrian Toomes – mejor conocido como The Vulture – fue una gran elección y es que su actuación y personificación es tremenda, con una verdera motivación que lo orilla a hacer lo que hace. Robert Downey Jr. tiene poco tiempo en escena, pero es el suficiente para dejar en claro que sus acciones son como las de un padre para encaminar a Peter a ser mejor que él. Marisa Tomei también hace un excelente trabajo  en su papel, pero vaya, en general todo el elenco lo hace muy bien.

Por último solo me queda decir que Tom Holland está en camino de darnos al mejor Peter Parker/Hombre-Araña. Entiende muy bien al personaje y nos lo retrata como en los cómics, aunque solo le falta ajustar algunos detalles, pero no cabe duda que lo será.

Hay harto easter-egg por lo que debes poner mucha atención y las escenas post-créditos harán que la audiencia se divida en quienes las amaron o odiaron y sobre todo la última que es un tanto troll.

Spider-Man Homeconig tiene desde una banda sonora maravillosa hasta una dirección estupenda por parte de Jon Watts, por lo que toda esta combinación de elementos hace que disfrutes en todo momento de la película, y estamos seguros que hará que tanto la vieja como la nueva generación se unan y disfruten de esta excelente y bien merecida adaptación fílmica que habían esperado por tanto tiempo.

Para mantenerse informados no olviden seguirnos en twitter @VGEzone y Facebook VGEzone y suscribirse a nuestro canal de YouTube

Remember…Enter the zone!

Más que ver

Comentarios